0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Disfrutan Navidad Mágica con tobogán y pista de hielo

Familias tienen estas opciones de sano esparcimiento gracias al Gobierno del Estado y el Sistema DIF Tamaulipas
domingo, 18 de diciembre de 2011
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
CD. VICTORIA, Tam.-

En el tradicional Paseo Méndez, cientos de familias de esta capital y otras ciudades que gustan de las emociones, se deslizan maravillados en la rampa de hielo de un tobogán de gran altura.

A un lado, los pequeños se divierten formando y vistiendo muñecos de nieve. Cerca de ahí, en el patinadero de la unidad deportiva Adolfo Ruiz Cortines, centenas de personas hacen fila para deslizarse en la pista de hielo.

Dentro, se observa a muchos de ellos haciendo malabares para no resbalarse y otros más, serpenteando y raspando el bloque de hielo. Todo esto es posible gracias a los esfuerzos del Gobernador Egidio Torre Cantú y su esposa María del Pilar González de Torre, presidenta del Sistema DIF Tamaulipas, de fomentar la unidad entre todos los tamaulipecos con una Navidad Mágica que incluye espacios de esparcimiento y diversión.

Desde el viernes 9 de diciembre, los victorenses y los tamaulipecos en general cuentan con un tobogán y una pista de patinaje para una sana convivencia que además de proporcionar diversión, fomenta la unión familiar en estos días tan especiales del año.

El tobogán estará operando gratuitamente hasta el 7 de enero del 2012 con horario de 1:00 de la tarde a 9:00 de la noche de lunes a jueves, mientras que viernes, sábados y domingos operará de 11:00 de la mañana a 9:00 de la noche.

Damián Ayala, encargado técnico, explica que esta diversión consiste en una rampa de hielo de 30 metros de deslizamiento con un frenado de 20 metros y, sobre todo, muy segura.

Dijo que tiene bloques de frenado para fijar la fricción y si al final las personas no logran detenerse, hay una barra de hule espuma grueso que amortigua la velocidad con que descienden los paseantes.

La altura de tobogán es de ocho metros, treinta de desplazamiento y 20 de frenado, con una anchura de 25 metros de ancho. La nieve de la rampa se forma con una instalación de enfriamiento, se trituran bloques de hielo y con una manguera se llenan de agua los bloques, haciendo los canales.

Luego se realizan pruebas para moderar la velocidad de deslizamiento, de acuerdo al peso de los deslizadores. Las “donas deslizadoras” que usan los paseantes, son cámaras de llantas reforzadas con aire, envueltas con lona de nylon con agarraderas y una capa de plástico que permite el patinazo correcto.

Ayala recomienda a las personas que padezcan del corazón o sean hipertensos, no subirse al tobogán. Indica que la altura que deben tener los participantes, debe ser de un metro con 20 centímetros hacia arriba.

Quienes no tengan esta estatura, no tienen acceso al juego. A un lado del tobogán se instaló un módulo que contiene una máquina especial que fabrica hielo en escarcha para que los niños y niñas, los menores de edad y los adultos que así lo prefieran, conviertan en realidad el sueño de muchos: Hacer monos de nieve.

Por otra parte, a un costado de la casa de los hoy campeones Correcaminos de la UAT, luce imponente la pista de hielo de 800 metros cuadrados, 20 de ancho por 40 de largo, cubierta por una capa de 20 centímetros y en donde 250 personas pueden patinar al mismo tiempo.

En la pista de hielo se están manejando turnos de media hora de entrada y salida de patinadores. Su horario es de 9:00 de la mañana a 10:00 de la noche todos los días de la semana.

Cuenta con instructores que están presentes para ayudar a la gente. También hay personal que auxilia en la puesta y amarrado de los patines, porque por los general los niños no saben patinar y tampoco amarrarse esos zapatos especiales para deslizarse sobre el hielo.

Los responsables recomiendan que los niños estén acompañados por un adulto y sigan las indicaciones de seguridad. El servicio médico está abierto todo el horario.

En la pista hay patines para niños y niñas desde los tres años de edad, con doble cuchilla, pero son botines seguros para la gente que no sabe patinar.

En este periodo vacacional, todos los niños, jóvenes y adultos pueden acudir a la pista de hielo a divertirse y aprender a patinar, sin costo alguno, pues esta atracción es totalmente gratuita.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion